3.8.06

Hablando de protestas y guerra...

CONSEJOS DE UN HIPPIE CANADIENSE*

Let’s impeach the president
-Neil Young


Había abierto el concierto con su clásica y suave melodía Sugar Mountain, haciendo cantar a todo el público entero rememorando aquellos viejos tiempos: el espectáculo esperaba ser comprometedor e inolvidable. Fue casi al final cuando comenzó a cantar Derroquemos al presidente por mentir y mal llevar a nuestro país a la guerra que surgió la primera explosión. El avión caza salió por sorpresa. Todo mundo entró en pánico. Gritaba, corría, ¡sálvese quien pueda!

De pronto, todo quedó sumido en un profundo silencio. En el destruido escenario, yacía el viejo Neil Young, con su vieja Gibson CS-56 negra en mano. Las hélices de un helicóptero resonaban cada vez más cerca. El vehículo volador se posó sobre los estupefactos espectadores. Una voz habló a través de un megáfono: Estimados ciudadanos, les habla su presidente. Lo que acaban de presenciar fue una medida extrema que no quise que sucediera, pero es que los rumores llegaron. Neil Young, su héroe, los iba a matar. Sí, contrólense, es verdad. Al finalizar esta su última y muy ofensiva canción, iba a detonar una bomba como protesta, eliminándolos a ustedes en el intento.

Yo no le creí, claro está, porque en cuanto terminó de decir su aburrida explicación, una estruendoso rasgueo salido de la poderosa guitarra de Young sacudió el helicóptero. Todos volteamos a ver a nuestro héroe. Cómo siempre, amigos, nuestro presidente les miente. La guerra es nuestro último recurso, Young. Sí sigues, dispararemos otra vez, ¡te esfumaremos!

¡Amigos! ¿Dejarán que esto suceda? ¿Que nos extorsionen como siempre? ¡Necesitamos un líder que limpie la corrupción y nos traiga paz! Si están conmigo, busquen debajo de sus asientos.

Casualmente encontramos armas de fuego de distinto calibre. Con ellas en mano, no dudamos en usarlas en contra de ese vehículo volador observando cómo caía el que fue nuestro presidente. Mientras, cantábamos al unísono con el relajado Neil ¡Keep on rockin’ in the free World!


La revolución ha comenzado.

¿Qué sigue?



* Escúchese el disco Living with war de Neil Young

No hay comentarios.: